Etiquetas

Volver a empezar. El destino ha concedido a Alexey y a Nikolay una nueva oportunidad. Porque desde hoy la adopción es plena: la sentencia se ha hecho firme y los hemos registrado en la ciudad con sus nuevas partidas de nacimiento en la que aparecemos como papás y tienen nuestros apellidos. Ese ha sido uno de los trámites del día de hoy que, la verdad, nos han ocupado poco tiempo (hay regiones en las que duran cuatro días). El resto de la mañana lo hemos dedicado a comprar algo de ropa de abrigo para ellos (la que trajimos es muy veraniega y aquí sigue haciendo fresquito), frutas, galletas y dulces para sus compañeros de grupo (que celebrarán una fiesta de despedida) y unos detalles para las educadoras del centro.

Después de comer fuimos a verlos. Como siempre nos recibieron a la carrera; los abrigaron para salir al exterior y … ¡¡ de nuevo aparecieron los enanitos !! Compartimos cerezas y chuches, paseamos, corrimos, nos acunamos, los levantamos al aire, jugamos con piñas, hojas y hierbas … En todo momento entraron al trapo, aunque también nos pusieron a prueba y es que su relación con nosotros no es igual que la que mantienen con las educadoras del centro. Lo cierto es que su capacidad para asumir una negación es muy grande y el berrinche se pasa enseguida. Su sentido del orden y autonomía personal son asombrosos, en especial Cola; él refleja muy bien el concepto de “niño activo” con el que las educadoras lo caracterizaron. Al principio nos sorprendió que no se refiriesen de Losha porque es más inquieto y juguetón pero hablaban del espíritu observador y curioso, de su interés por lo que le rodea, de su gran capacidad para repetir modelos y pautas, de su tendencia natural a explorar …Bueno, quizás la mejor forma de describir el carácter de cada uno sea este retrato (por cierto, el lunar de Losha es un tratamiento contra la picadura de mosquito)

P1080898

Mañana será su último día en el centro y el primero en el que nunca más nos separarán. Recogeremos sus pasaportes y a Moscú.

Anuncios