Etiquetas

Dentro del proceso de adaptación de los peques está el del gusto: acostumbrarse a nuevas preparaciones, otros sabores, distintas texturas. Estamos asombrados de su actitud tan positiva para probar nuevos alimentos, en especial Losha que es un tragón.

Pero no nos olvidamos de los excelentes platos de la cocina rusa: en el desayuno no falta la kasha y a la hora de comer o a la cena los blinis (nuestros frixuelos) rellenos de mermelada. Mamá los prepara muy ricos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios