Etiquetas

,

El pasado martes fuimos a Casa Pericón, en Guimarán (Carreño), donde nos esperaban nuestros amigos Mirta, Corujo y Guille (faltaba Nico, que estaba en Alemania de exámenes). Fue una tarde muy especial donde los peques vieron una tortuga, montaron en moto, merendaron la famosa “tortilla de patatas de Mirta”, lo pasaron fenomenal explorando el lugar y recibieron un regalo para uno de sus momentos favoritos del día: la ducha/el baño.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ayer lo probaron.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mirta nos contó que aquella noche la luna, a punto de entrar en fase llena, le sonreía.

DSCN8645

Nosotros nos acostamos risueños todas las noches.

Anuncios