Etiquetas

,

V VERANO

Aprovechando un descanso de mami, este fin de semana nos fuimos a Veguellina de Órbigo (León) para ver a la yaya. Los peques estaban muy ilusionados con la visita y porque pasaríamos por “unas montañas muy altas”. Estuvimos en la piscina, palabra que desde ahora será de feliz recuerdo; fue su primer contacto a nuestro lado, aunque sabemos que en El Bosque Rojo les ponían una desmontable. También hubo tiempo para el turismo cultural; la verdad es que, desde nuestro viaje a Valladolid y el juego de los gigantes, a Cola y Losha les encanta entrar en las iglesias y son muy respetuosos. Visitamos la Catedral de León y Hospital de Órbigo (su albergue de peregrinos y el puente medieval de El paso honroso). Estamos asombrados de cómo los peques incorporan nuevo vocabulario a una velocidad increíble.

¡¡ Hasta el próximo viaje !!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios