Etiquetas

bbisEl imaginario de los peques crece a ritmo vertiginoso. Su memoria a corto, medio e incluso largo plazo les permite asimilar, integrar y reinterpretar el mundo que les rodea y sus vivencias de una manera asombrosa. Tanto que, desde hace una semana, hemos introducido en la rutina de ir a dormir un momento nuevo: que creen historias ambientadas en El Bosque Rojo. Desde entonces allí habitan personajes más o menos fantásticos (lobos, ratones, niños …) que reviven las experiencias de Losha y Cola.

Anuncios