Etiquetas

Ayer tuvimos una celebración en familia. Al marcharnos papi perdió el bolso, cartera, móvil y cámara de fotos incluidos. Afortunadamente la felicidad de la jornada no se perdió y un empático vecino de Gijón lo acercó todo a nuestra casa.

Gracias a todas y todos los que como él, con sus anónimos y humildes actos, ayudan a construir un mundo mejor.

Anuncios