Etiquetas

Padres de acogida, cuando la solidaridad tiene un coste.
ATLÁNTICA XXII Nº 50, MAYO DE 2017

A ninguna familia de acogida le mueve el dinero. Llevan años cobrando tarde y mal. Llegan a adelantar hasta 4.000 euros al año para poder costear los gastos de los menores que tienen a su cargo, hasta que reciben las subvenciones que en Asturias no llegan ni al 50% de lo que se abona en Castilla y León o Cantabria. El refrán de “donde comen dos, comen tres”, no se cumple. Lo demuestra el dato de que las familias que se ofrecen como canguros temporales para niños a los que sus padres no pueden cuidar mengua cada año y no por falta de interés, sino de recursos. Así, la campaña que acaba de lanzar el Principado, para captar 70 nuevos hogares, va camino de fracasar, como todas las anteriores.

Anuncios